Jamás juzgues a alguien sin saber porqué

Saludos seguidores de KAIS Group, como ya es habitual hoy le estaré entregando otro de los cuentos del libro «La culpa es de la vaca».

En esta historia estaremos hablando hacerca de aquellas personas que sin conocer a la otra o a veces conociendola lo juzga sin saber el porqué la otra hace las cosas o cuáles son las intenciones que tiene con la acción que llevó a cabo.

Es importante siempre mantener la comunicación y no pensar mal de los demás. Esto también es importante tenerlo en cuenta cuándo trabajas para clientes ya que forma parte de la ética profecional. Sin más les dejo la historia de hoy «Recuerda a quienes sirves».

Recuerda a quienes sirves

En los días en que un helado costaba mucho menos, un niño de 10 años entró en un establecimiento y se sentó en una mesa. La mesera puso un vaso de agua enfrente de él.

  —¿Cuánto cuesta un helado con chocolate y maní? —preguntó el niño.

—Cincuenta centavos —respondió la mujer.

El niño sacó la mano del bolsillo y examinó las monedas.

—¿Cuánto cuesta un helado solo? —volvió a preguntar. Algunas personas esperaban mesa y la camarera ya estaba un poco impaciente.

 —Veinticinco centavos —dijo bruscamente.

El niño volvió a contar las monedas.

—Quiero el helado solo —dijo.

La mesera le trajo el helado, puso la cuenta en la mesa y se retiró. El niño terminó el helado, pagó en la caja y salió. Cuando la mesera volvió a limpiar la mesa, le costó tragar saliva al ver que allí, ordenadamente junto al plato vacío, había veinticinco centavos: su propina.

Compartir

Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on whatsapp

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.